Papel (electrnico) mojado

Hace treinta aos el gran enemigo del capitalismo eran los comunistas. Ahora son los intangibles.

As de claro lo deja el siempre genial Hernn Casciari aludiendo a la msica o el cine y prediciendo un posible mismo futuro para los libros:

El hbito digital hace que cada vez nos resulte ms complicado leer a la antigua usanza. Sobre todo, cuando el material de lectura tiene ramificaciones. Nos hemos acostumbrado al salto, al hipertexto, al procrastineo, a manejar tres o cinco ideas al mismo tiempo. Regresar al libro plano, unidireccional, es como volver a encender el fuego con una piedra y un palito.

Al final, el artculo de Casciari no es ms que un elogio al placer de leer un libro. El leer en silencio, el pasar las hojas, el perderse en una librera… Yo comparto parte de ese compromiso con el papel, pero me parece ingenuo cuando alguien dice que puede bajar msica y pelculas de Internet, pero que los libros son otra cosa. Lo mismo diran de los vinilos sus coleccionistas y mralos, dando sus ltimos coletazos.

Llevo esperando ms de 5 aos la aparicin de la tinta electrnica, esa que hace que el ojo humano no distinga entre leer en papel y leer en pantalla, y parece que los dispositivos que la soportan estn empezando a dar mucho que hablar. Una vez le que tu casa est donde estn tus libros, pero amante como soy de tener menos, para disfrutar ms, y de salir por patas con la casa a cuestas en cualquier momento, estoy loco por conseguir uno de stos. Cul sera el ms aconsejable? El Papyre, el Kindle, el Sony© Reader o el iLiad? Este ltimo, a pesar de ser el ms caro (ronda los 650 ), me puso palote con el siguiente vdeo:

Ni el cine mat al teatro, ni la fotografa a la pintura, ni el Kindle ser homicida de los libros, pero su uso habitual cambiar. Seguro que estamos en uno de los momentos de la humanidad donde hay ms gente leyendo y, aunque la sensacin de leer un libro en papel no se compare con la de leer en pantalla o papel electrnico, diariamente me relaciono con mis amigos por mensajera instantnea y/o correo electrnico, pero evidentemente no se puede comparar con el estar una velada juntos, contarnos las batallitas y tomarnos unas bebidas isotnicas. No por ello el Messenger mat las charlas en las casapuertas…

De todos modos, por mucho placer que de el mojarse el dedo y pasar la pgina, El Manuscrito Carmes de Antonio Gala es infumable y predecir la muerte del papel se me antoja faciln. As que prefiero anteceder la muerte del papel higinico. Por un papel electrnico higinico!

¿Cuál es el ciclo de vida de tus camisetas?

Voy a contar algo muy personal y transferible con la esperanza de no ser el único que hace estas cosas. No me arriesgaré aún con una aventura en globo, pero sí os voy a hablar de mi sistema de clasificación de camisetas. Ni mejor, ni más estándar que cualquiera. Lo mío, más que una manera de ordenar, es un auténtico ciclo de vida.

Ciclo de vida de las camisetas

1. Etapa de introducción en el armario. Tanto si el mensaje me cautivó como si fue el color o me gustaba como se ceñía a mi incipiente barriga, mi flamante camiseta pasa a formar parte de las elegidas para los momentos especiales. Sea la próxima fiesta, una cita o una boda (sí, voy con camisetas a las bodas) echaré mano al montoncito de las camisetas preferidas.

2. Etapa de rodaje. Ahora bien, las camisetas especiales no son especiales eternamente (los que están casados lo entenderán mejor). De este desengaño se encarga el desgaste de los lavados, el uso intensivo que suponen los momentos especiales o el darse cuenta de que tus amigos lucen mejores camisetas. Además, se puede dar el caso de que, justo después de estrenarla, encuentras que todo el mundo lleva la misma. Sales y te encuentras al mismo tipo llevando tu camiseta. Pues le coges manía e involuciona hacia una nueva fase: la pila de las camisetas para el día a día. Para ir al trabajo, al supermercado, a tomar un café…

3. Etapa de madurez. Aceptémoslo, llegará un momento en el que las camisetas dejarán de ser atractivas hasta para ir al super. Ha llegado la hora de salir a correr con ellas, de ponértelas para una mudanza, para la limpieza del baño, para bajar a tirar a la basura. Ha llegado la hora de sudarlas, llevarlas al límite, hacia una última etapa.

4. Etapa de decadencia. El nivel de estar por casa. Da igual si la camiseta te queda corta o tiene un agujero, mientras esté limpia te puedes acostar con ella. Se perdió el encanto.

Como última apreciación, comentaré que no todas las camisetas cumplen el ciclo de vida completo. Algunas entran directamente en la etapa de madurez (como las de propaganda) y otras se quedan por el camino (las uso de trapo). ¿Tus camisetas pasan por un ciclo de vida?

Estn locos estos americanos (…de los EEUU)

Ya les toco a los ingleses y tambin a los espaoles. Ahora es el turno de los americanos.

El 23 de Julio de 1983, un Boeing 767 de la compaa area Air Canada que haca el trayecto Montreal-Otawa se vi obligado a realizar un aterrizaje de emergencia al quedarse sin combustible en pleno vuelo. Canad estaba en pleno proceso de adaptacin de pesos y medidas al sistema mtrico internacional y repostaron una cantidad de litros cuando los clculos haban sido hechos en galones. Gracias a la pericia del piloto solamente dos pasajeros sufrieron heridas leves.

Una de las confusiones ms famosas con respecto a las unidades de medida fue la que se produjo cuando la sonda Mars Climate, que deba realizar funciones de comunicacin para la famosa Mars Polar Lander, se desintegr al comenzar su rbita en la atmsfera de Marte. Era el da 23 de Septiembre de 1999 y un error al calcular en libras por segundo en vez de newtons por segundo le cost a los contribuyentes americanos un satlite de 128 millones de dlares.

Estos y algunos otros errores de conversin de medidas [en] se han producido por la convivencia de varios sistemas y por la mayor o menor reticencia de algunos pases por usar los estndares internacionales.

No hace tanto que trminos como acre, almud, arroba, bala, cana, celemn, codo, estadio, fanega, furlong, galn, leguas, libras, mano, milla, onza, pie, pipa, pulgada, quintal, real o varas han dejado de utilizarse para reglar la vida cotidiana de la gente. La lista de unidades de medida es enorme. Pero, a partir de qu momento a alguien se le ocurri el utilizar una conjunto de medidas para todos igual?.

Al parecer el problema ya vena de largo. Las relaciones comerciales se complicaban debido a que cada nacin tena sus propias medidas. Por ejemplo, un codo haca 40.2 cm en una parte de Alemania, 70 cm en Holanda y 94,5 cm en Edinburgo. A esto hay que sumarle que dentro de cada nacin no era extrao que convivieran diferentes valores para una misma unidad. Un estudio suizo de 1838 revela que el pie tena 37 variaciones regionales y el codo, 68. Disponan de 83 diferentes medidas para pesar el grano y 70 para lquidos. Imaginemos lo poco prctico que era esto en las transacciones comerciales de la floreciente Europa burguesa.

La unificacin del sistema mtrico fue una de las muchas reformas aparecidas durante el periodo de la Revolucin Francesa entre 1789 y 1799. Y quizs ningn otro aspecto de la ciencia aplicada afecta al curso de la actividad humana tan directa y universalmente. En plena poca del racionalismo ilustrado y tambin para iniciar una nueva etapa cientfica alejada de las connotaciones del antiguo rgimen, los propulsores de la reforma pretendan garantizar la uniformidad y permanencia de las unidades de medida. Sus dos principios fundacionales del nuevo sistema eran: estar basado en la observacin cientfica y ser de base decimal.

As pues se defini el metro en 1793 como una diezmillonsima de la cuarta parte del meridiano terrestre que pasa por Pars. Era la poca de las expediciones cientficas y se realizaron prospecciones especialmente dirigidas a averiguar esta distancia. Para el volumen se defini la pinta (nuestro actual litro) como el volumen de un cubo de lado igual a la dcima parte del metro. Para la masa se defini el grave (kilogramo) como la masa de una pinta de agua destilada a la temperatura de fusin del hielo. Y ya puestos, crearon la escala de temperaturas que iba de los 0 a los 100C correspondientes a los puntos de congelacin y ebullicin del agua (escala Celsius).

Cientficos de la talla de Pierre Simon Laplace, Jean Baptiste Delambre y Antoine-Laurent Lavoisier estuvieron involucrados en le proceso.

El 7 de Abril de 1795 se estableci el sistema de medidas unificado en Francia mediante un decreto estatal. Se construy una barra de metal de esa medida para el metro y una pieza para el kilogramo. Esta nueva propuesta de medicin se dio a conocer a cientficos de Pases Bajos, Suiza, Dinamarca, Espaa e Italia en una conferencia y entre 1798 a 1799 se validaron los clculos para nuevos modelos base. Se utiliz el platino como material para los patrones del metro y el kilo.

Poco a poco este nuevo sistema fue extendindose por Europa incluyendo a Gran Bretaa e incluso a los Estados Unidos de Amrica. Pero all quizs le falt a este nuevo sistema un poco de marketing para vender un poco mejor sus ventajas.

Desde principios de 1800 se reconoca en Amrica las grandezas de este sistema pero al ser una competencia que recaa en el Congreso, el presidente George Washington encarg a Thomas Jefferson realizar un estudio sobre su viabilidad. Jefferson concluy que como las mediciones bsicas para determinar las unidades haban sido realizadas en suelo europeo, la comprobacin de las mismas supondra un coste altsimo para la incipiente nacin americana que bastante tena con vencer a los ingleses y posicionarse como un nuevo estado.

Factores como el inestable uso del nuevo sistema en Francia, Napolen lleg a derogar las terminologas de las nuevas medidas alegando que eran una herencia directa de la poca de la Revolucin francesa; y complejas tramas polticas que no posicionaban muy bien a los franceses ante los americanos (pactos con los ingleses, ataques a barcos americanos, etc) provocaron que los americanos que ya tenan un sistema unificado de medidas para sus 22 estados, no se preocuparan de utilizar un estndar de medicin hasta pasada su Guerra Civil.

Una serie de exposiciones internacionales a mitades del siglo diecinueve permitieron al gobierno francs promover el sistema mtrico para el uso mundial. Entre 1870 y 1872 se celebraron una serie de reuniones internacionales de cientficos para dar con unos nuevos modelos que sustituyeran a los primeros. El 20 de mayo de 1875, 17 pases incluidos los Estados unidos aprobaron el Tratado del Metro en una conferencia diplomtica de alto contenido cientfico. Se cre la Oficina Internacional de Pesas y Medidas. En 1884 se fabricaron 40 barras de kilogramo y 30 metros que se distribuyeron entre los pases firmantes.

Con el paso de los aos y con el desarrollo cientfico fue necesario el ir creando nuevas convenciones de medicin estndar (electricidad, fotometra, radiacin, luminosidad, etc) adems de revisar y corregir los modelos base del metro y del kilogramo. De esto se encarg la Oficina Internacional de Pesas y Medidas que en 1960 defini seis unidades fsicas bsicas (metro, kilogramo, segundo, kelvin, amperio y candela) que es lo que se conoce como el Sistema Internacional de Unidades, abreviado SI. En 1971 se aadi el mol como unidad para mostrar la cantidad de sustancia.

Estados Unidos comenz su particular proceso de conversin al sistema mtrico [en]. Su gran aliado comercial, Gran Bretaa, se meti de pleno en ello a partir de 1965, simplemente por el proceso de formacin de la Unin Europea que en un principio tena un componente de unificacin econmica y comercial. El Congreso de los Estado Unidos, mediante el Acta de Conversin de 1975, design el sistema mtrico como “el sistema preferido para pesos y medidas para el comercio y el intercambio de Estados Unidos”. Los organismos pblicos estaban as obligados a utilizar este sistema y tambin a ayudar a la industria y especialmente a los pequeos comercios a pasar al sistema internacional. De todos modos, el sector privado qued sin una legislacin que obligar a la utilizacin del estndar de medidas.

La realidad es que la prctica diaria del sistema internacional de medidas es reducida. La temperatura en los partes meteorolgicos se sigue dando en grados Fahrenheith y en las seales de trfico se usan millas. Para los productos de consumo masivo se est intentado ir hacia una utilizacin “redondeada” del sistema mtrico pero se siguen utilizando galones y onzas para los lquidos y libras para los pesos. En la construccin y en la aviacin se continan utilizando los pies como unidad de medida. En disciplinas como la ciencia, la medicina y la educacin el sistema internacional est adoptado. Y siempre sin dejar de lado las tablas de conversiones [en].

Estados Unidos no es un caso aislado en la utilizacin de medidas particulares. Junto con Mynamar (antigua Birmania) y Liberia son los tres nicos pases del planeta que no han adoptado oficialmente el sistema internacional de medidas. Esperemos que ms pronto que tarde se den cuenta de su error.

Cmo una checklist puede salvar vidas

Checklist para salir del lavabo: tirar de la cadena, subirse la cremallera, lavarse las manos, apagar la luz y cerrar la puerta

Esto es lo que comnmente llamaramos una lista de comprobacin o verificacin (en ingls checklist). No sta en particular, pero algo tan sistemtico y de baja tecnologa logra salvar miles de vidas en los hospitales. Tal es el caso del modelo desarrollado por el Dr. Peter Pronovost de la Universidad de medicina Johns Hopkins de los Estados Unidos. En las UCI es normal el uso de vas intravenosas (catteres, por ejemplo) para administrar medicacin, las cuales pueden infectarse causando graves complicaciones. El doctor Pronovost, cuyo padre falleci debido a una de estas infecciones y sabedor de que en ciencia muchas veces la solucin ms sencilla es la mejor, recopil una checklist de cinco pasos. Muy simples, directos:

  1. Lavarse bien las manos antes de la colocacin del catter;
  2. Desinfectar la piel del paciente;
  3. No pinchar en zonas de riesgo (como las femorales);

Cuando esta lista se puso en prctica, las infecciones debido a vas intravenosas fueron prcticamente eliminadas, ahorrando millones de dlares al hospital al no tener que tratar con complicaciones. Lo ms importante es que, en 18 meses, se salvaron ms de 1500 vidas.

No haba alta tecnologa, ni nuevos descubrimientos cientficos en este mtodo. No estamos hablando de algo ocurrido hace 80 aos (la checklist fue implantada en 2003). Cmo algo tan simple puede llegar a sen tan poderoso?

En Heroic Checklist, los hermanos Heath, dan algunas respuestas:

  • Las listas de comprobacin son buenas porque educan a la gente en la toma de las mejores acciones, mostrando la forma correcta de hacer algo;
  • Las checklists nos ayudan a evitar los puntos dbiles en casos complejos;
  • Las checklists son un seguro contra el exceso de confianza;
  • Las checklists hacen que la probabilidad de cometer un gran estropicio sea menos probable.

El principal problema es que a pesar de ser tan necesarias, poca gente las utiliza. Es con lo que se encontr el doctor Pronovost cuando propuso a las enfermeras que se encargaran de gestionar las listas. “No es mi trabajo hacer de polica de los doctores”, decan. Y stos se quejaban de que las enfermeras no podan cuestionarlos pblicamente. Finalmente, Pronovost decidi apelar a un valor compartido por todos ellos: la salud de los pacientes. Junt a doctores y enfermeras y les pregunt:

– Permitiran intencionadamente que la salud de un paciente fuera puesta en peligro en su presencia?
– Por supuesto que no -contestaron todos.
– Entonces, cmo pueden ver a alguien no lavarse las manos y no recriminrselo?

Para estandarizar los elementos crticos de un proceso, que son necesarios repetirlos continuamente, no lo dudes un instante: usa listas de comprobacin. Cuando la les, no digas que no te avis. Tienes ejemplos donde las checklists realmente funcionan?

Tarjeta Emue

La primera y nica tarjeta que se ajusta a la norma ISO y que incluye un microprocesador, un teclado numrico de 12 botones, una pantalla para 8 dgitos alfanumricos y una batera de larga duracin.

Tarjeta Visa Emue

Que genere cdigos de seguridad en directo no es la noticia, lo importante es que no haya que utilizar cajeros automticos especiales.

Sobre la numeracin de las calles

Hace unos das regres de Berln con la mosca detrs de la oreja. Una tarde fui dando un paseo hacia una galera de arte de la que conoca su nmero y, cual fue mi sorpresa, cuando vi que se acab la calle por el nmero 17 y el nmero que buscaba, el 84, no apareca. Le di otra vuelta a la calle por la misma acerca sin ningn xito. Los nmeros iban pasando consecutivos, no como en Espaa donde los pares se colocan a un lado de la calle y los impares al otro. El que haya estado en Berln ya sabe lo que eso supone en cuanto a distancia y dimensiones. Despus de comprobar debajo de la placa de la calle su nombre con mis anotaciones por dos veces, acab preguntando a una seora que me seal el nmero 84 ms o menos enfrente del punto en que nos encontrbamos.

Y volvieron a mi cabeza historias como los diferentes sentidos de la conduccin de vehculos o el distinto ancho de las vas del tren que cambian segn los pases.

Numeracin en Praga

Despus de investigar un poco, estas son algunas formas de numerar los edificios:

Espaa

El sistema de numeracin espaol es el ms corriente en Europa. Los nmeros pares de las viviendas a un lado de la calle y los impares al otro. La numeracin comienza desde el centro del pueblo o de la ciudad. Si se trata de una ciudad costera o un pueblo pegado al mar, la numeracin comienza junto a la costa. De todos modos podemos encontrar excepciones a esta norma y encontrar calles con todos los nmeros correlativos en la misma acera.

Berln

Aqu se utiliza un sistema de herradura. Se comienza a numerar en una acera y cuando la calle termina se cruza de acera y la numeracin contina. Por eso podemos encontrar el 236 enfrente del nmero 3.

Florencia

En esta ciudad italiana tienen un curioso sistema. Un domicilio particular puede estar en el 36n (nero) mientras que una tienda puede estar en el 36r (rosso) sin hallarse ubicados en el mismo edificio. Esto es as porque en una misma calle los edificios particulares siguen una numeracin y los comercios y edificios pblicos otra. Para complicarlo un poco ms, edificios que deberan estar con numeracin negra lo hacen en azul.

Argentina

Aqu utilizan un prctico sistema de numeracin. El nmero del edificio viene dado por la distancia que lo separa del inicio de la calle. As, el nmero 85 se encuentra a 85 metros del inicio de esa calle y el nmero 86 que est enfrente a 86 metros. De este modo si te envan al 435 ya sabes que te queda un buen tramo por recorrer. Adems cada nmero que pasas te va informando de la distancia recorrida y la que te falta.

Japn

El ms anrquico de todos los sistemas. El nmero del edificio responde a la fecha de su construccin. De este modo podemos encontrar en una calle que el nmero 1 no sea el primer edificio y el nmero 2 est a 300 metros del nmero 1. El nmero 1 puede tener al lado el 125 y el nmero 2 el 16. En algo tenan que fallar.

A todo esto, no nos olvidemos que se puede complicar cualquier sistema de numeracin aadiendo factores como la coletilla bis , saltos de diez o quince nmeros -que responden a que el nuevo edificio ocupa el espacio de las diez viviendas que haban con anterioridad- o placas con la numeracin catastral al lado de la normal. De este ltimo caso trata la foto tomada en Praga donde la placa azul es el nmero de la calle y la placa roja el nmero de identificacin del edificio.

La ordenacin alfabtica est obsoleta

Seguramente no ser necesario que les presente a Seth Godin, por lo que ser breve y descriptivo. Gur de gurs, creador de conceptos, escritor superventas, filsofo visionario, estrella del marketing, calvo. Hasta tiene su propia figura de accin.

Acostumbro a quedar asombrado de muchas de las ideas de Seth, como por ejemplo que generalmente ordenar alfabticamente no es una buena idea en aplicaciones informticas.

Cuando revisamos la carpeta de mensajes no deseados (spam), no deberamos tener la lista ordenada alfabticamente por remitente, ni tampoco ordenada cronolgicamente. Un orden mucho ms adecuado sera el de mostrar los mensajes en orden de menos probabilidad de que sean spam a ms. En la agenda de contactos, una ordenacin ms til sera por contacto reciente o por algn tipo de recordatorio o aviso de la agenda.

Los archivos de datos, la lista de reproduccin de canciones, un catlogo de productos… ninguno debera ir en orden alfabtico. Imgenes ordenadas por colores, canciones listadas por aquellas que no se han escuchado ltimamente pero que se parecen a las ya escuchadas, libros por relevancia temtica…

Imgenes ordenadas por color

Por ltimo, Seth encuentra una excepcin, el nombre de las pistas de esqu. Deberan estar ordenadas de la A a la Z, de izquierda a derecha mirando a las montaas. De esta manera, si alguien dice: “nos vemos en la cima del Orodruin”, sabremos donde es sin necesidad de mirar en el mapa. Un tanto optimista, en mi opinin.

La consistencia de las instrucciones del microondas

En el pdium de conceptos clave para la usabilidad y los estndares, a parte de la affordance, seguro que aparecera la consistencia. Este concepto mgico se resume en que debemos hacer que los mismos mecanismos se usen de las misma manera siempre. Cuando un botn que parece un botn acta como un botn, es que la consistencia ha hecho acto de presencia.

Los estndares son una manera de asegurar la consistencia y, por tanto, la usabilidad de un objeto o sistema. En Exocert.com, adems de resolvernos un misterioso cdigo QR, nos hablaban de un error en la web de Nokia. Comparando las prestaciones de algunos telfonos, los datos de duracin de la batera no aparecan en las mismas unidades de tiempo, con lo que a simple vista no era fcil saber a que aparato le durara ms la batera.

Esto me ha hecho recordar un problema parecido de consistencia que encuentro muy a menudo. Normalmente, la mayora de las instrucciones para calentar un plato precocinado en el microondas vienen en vatios. Del tipo “calentar en el microondas a 750 W durante 7 minutos”:

Instrucciones para calentar comida en el microondas

Pero, qu ocurre cuando llegamos al microondas? Esto:

Rueda de seleccin de potencia en microondas

Las instrucciones para usar el microondas y el uso real del microondas no es consistente, no estn en las mismas medidas. As me salen los precocinados, que a veces me los como medio fros o ms secos que una mojama.

Actualizacin: Miguel me informa de que mi incompetencia calentando platos al microondas se debe a otros problemas de consistencia. Aprovecho para mostrar mi microondas preferido, propiedad de una espectacular mujer:

Microondas SHARP R-212U