El principio del fin de Facebook

Douglas Rushkoff (wikipedia | web oficial | twitter) es otro de esos profesores prodigio de la NYU que escribe y teoriza sobre la influencia de los nuevos medios en personas e instituciones. Recientemente ha expresado que los días de Facebook están contados [en].


Con cerveza de por medio es más fácil socializar. Publicidad de Heineken.

Tras la inversión millonaria en Facebook por parte de Goldman Sachs, convirtiendo una startup de 6 años en una empresa valorada en 50 mil millones de dólares, Douglas anota que, este hecho, es una señal de que Facebook ha llegado a su cenit. Normalmente no hago mucho caso de artículos que declaran la muerte de algo que rebosa de vida —porque tienden a ser sensacionalistas, pero éste dice cosas interesantes:

Sin embargo, las redes sociales son en sí mismas tan pasajeras como cualquier encuentro social, discoteca o fiesta. Es la gente la que importa, no el lugar. Así que cuando los líderes que marcan la tendencia de un nicho social deciden que el lugar en el que todos socializan ha perdido su brillo o, lo que es más importante, su exclusividad, pasan al siguiente, llevándose a sus seguidores con ellos. (El sucesor de Facebook no dudará en facilitar una “utilidad de migración” con la que importar a todos los llamados amigos, si así lo deseamos.)

Seguiremos adelante […] sin siquiera mirar atrás. Cuando el lugar es tan etéreo como un sitio web, nuestra lealtad es mucho más abstracta que la que mostramos hacia un bar local o un gimnasio. No vivimos ahí, no conocemos al dueño, y estamos más predispuestos a indignarnos por el último cambio en la política de privacidad o al enterarnos que cada uno de nuestros contactos se ha vendido al mejor postor corporativo.

Así que no es que MySpace perdiera y ganara Facebook. Es que MySpace ganó primero, y Facebook ganó después. Caerán en el mismo orden.

Vía 52 Weeks of UX.

3 responses to “El principio del fin de Facebook”

  1. La comparación de Internet como una realidad en la que hay distintos lugares que visitamos es interesante, pero no da mucho de sí. Es evidente que el cmabio en el modo en que nos movemos en Internet es más importante que los lugares que visitamos. Facebook no ha sido un lugar más, ha cambiado por completo el modo en que las persona han accedido a usar Internet. Personas que no apenas leían su email y buscaban en Google han descubierto que pueden comentar y compartir. Y han aprendido en ese entorno, no en otro. Y además obvia que los 600 millones de usuarios de Facebook son en gran medida nuevos usuarios de Internet.

  2. […] todas formas no todo para Facebook es tan bueno. Como podemos leer en el blog makememinimal, para Douglas Rushkoff, profesor prodigio de la NYU que escribe y teoriza sobre la influencia de […]

  3. Hola Xema,

    Ya decía en mi antiguo blog que Facebook se parece bastante a satán.
    En China está censurado desde verano de 2009 y la verdad es que estoy como una rosa desde entonces. Nada de cotilleo absurdo, nada de malentendidos ni suponsiciones con tías que me gustan o parejas, nada de publicidad y contacto más directo y real con mis amigos.
    Será Skype el relevo?

    A ver si cae de una puta vez. Y si es borrando todas mis fotos de la faz de la tierra, mejor.
    Enhorabuena por tu blog. Un abrazo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *