Para toda la vida

Yo me acojono cuando escucho la expresión “para toda la vida“. Me trasmite una mezcla de incredulidad y respeto mayúsculo que no creo yo que casen bien. ¿Cómo voy a guardar un secreto de por vida? ¿Es el amor en una relación para toda la vida? Es esta misma aprensión la que me conserva de hacerme ningún tatuaje, pero también es verdad que cuando con 6 años me diagnosticaron superdotación intelectual, se suponía que era para toda la vida, leñes.

Por eso hay que cogerla con pinzas la expresión “para toda la vida”. En 2005, la empresa Joyent, que por aquel entonces se llamaba TextDrive, lanzó una oferta de alojamiento web de por vida al precio de 499 dólares. Un único pago y Lifetime Web Hosting, que venía a significar “para toda la vida”, de la empresa.

Entre un tatuaje de un pescado en la pantorrilla izquierda y la contratación de un hosting de por vida, acabe decidiéndome por este último. Así que Harry, Marcio y yo contratamos por aquel entonces los servicios de TextDrive.

Parecían tener unos servidores robustos, aunque descuidaron con los años la capacidad de producción y a mediados de agosto de 2012, cuando TextDrive ya había sido adquirida por Joyent, enviaron un email anunciando que el plan de alojamiento de por vida finalizaba el 31 de octubre de 2012. Así de sopetón, como si tu mujer te soltará un domingo por la mañana después de un polvo matutino que ya no está enamorada de ti.

Ese hubiera sido un buen momento para recoger los bártulos, pero pocos días más tarde Dean Allen, fundador de TextDrive, se propuso relanzar la empresa independientemente el 1 de noviembre de 2012. Lo llamó “Continuación de la vida” y se convirtió en un héroe… Hasta que empezaron a migrar servidores.

En marzo de 2013 migraron los servidores en los que estaba alojado este mediocre blog y toda la codificación de los caracteres de los artículos (el encoding en inglés) se fue a tomar por saco. Me encontré con una web que se hacía difícil de leer, ya que todas las palabras con acento y signos propios del español, como la ñ, se habían transfigurado en signos incomprensibles. Además no podía acceder a la base de datos tras la mudanza y tuve que tirar de una copia de seguridad, moverlo todo a un nuevo servidor (uso Dreamhost ahora) y tratar de solucionar el tema del encoding.

Fue doloroso, casi como un tatuaje de un pescado en la pantorrilla, pero todo parecía haberse arreglado. De pronto, alrededor de noviembre de 2013, ocurrió que cada vez que guardaba un post en el que estaba trabajando, todo el encoding se iba a tomar por saco. La primera vez me dio por corregir todos los acentos manualmente. La quinta vez también, pero supongo que a la sexta ya el asunto me irritó de tal manera que me propuse encontrar una solución. Trasteé con la base de datos y lo pasé todo a UTF-8 (supongo que una vez más) hasta que los nuevos posts ya no sufrían ningún problema, pero la codificación del resto de entradas se fue a tomar por saco, de nuevo. En la base de datos, las entradas que se leen bien son las que en el blog aparecen mal y al revés, pero en el panel de administración me aparecen vacíos. En fin…

La “Continuación de la vida” de TextDrive fue más bien un lento agonizar. Los servidores se caían y no había un servicio de soporte que pudiera responder a los problemas generados. Finalmente, todas nuestras páginas alojadas allí dejaron de estar accesibles en febrero de 2014 y, poco después, Dean Allen anunció el final de la aventura:

TextDrive R.I.P.
[…] no hemos conseguido revivir TextDrive con éxito.

Lo que comenzó a mediados de 2012 como un apasionante reto impulsado por buenas intenciones y claros medios se convirtió rápidamente en un proyecto de limpieza sin casi recursos.

Es decepcionante anunciar que […] hemos agotado las opciones para seguir con TextDrive y vamos a cesar operaciones el 14 de marzo de 2014.

[…]

Lamento haberos defraudado.

El experimento de convertir a tus clientes en pequeños inversores de capital de riesgo puede que le funcionara a la empresa para despegar, pero desde luego no acabó bien para sus clientes.

Voy a aprovechar esta desventura para anunciar también el cese de operaciones en Makememinimal, un blog que se fundó sobre los cimientos de la pasión por el buen diseño y que acabó siendo algo mucho más personal. Posiblemente, ver la web con todos esos problemas de encoding haya ayudado a tomar esta decisión, pero la verdad es que estoy considerando 2014 un año de grandes cambios y este es uno de ellos.

Espero no haberles defraudado tanto como Dean, pero esto se va a quedar así, para toda la vida.

Menú para salir de Windows: Really exit?

14 responses to “Para toda la vida”

  1. Víctor Gómez says:

    Una pena que cierres el blog, escribiste cosas muy interesantes. Si algún día abres otro, avisa en éste para seguirte la pista. Un saludo!

  2. xema says:

    Seguro que algún día me embarco en alguna otra historia y no dudaré en avisar por aquí! Un saludo Víctor y muchas gracias por tu fidelidad! :)

  3. Una pena penísima, pero te comprendo perfectamente muchacho.

    ¡Hasta luego y gracias por el pescado!

  4. chavalina says:

    Fue un placer leerte, te deseo éxito en los próximos proyectos!

  5. trixel1 says:

    Muchas gracias desde Colombia, tu blog ayudó a ampliar mis conocimiento. Éxitos en los proyectos venideros.

  6. ¡Pues vaya! Espero que tengas mejor suerte con el próximo proveedor de webhosting.

  7. Harry says:

    Un placer acompañar esta aventura, al principio como autor y después como lector.
    Harry, mediocre de origen a fin.

  8. SantiagoBerlino says:

    Con pena me despido de Makememinimal, pero las razones comprensibles.

    Un abrazo muy fuerte!

  9. xema says:

    Muchas gracias a todos por seguir las reflexiones! Esos lectores buenos ahí despidiendose! :)

  10. Stratos says:

    Tenía este blog en favoritos desde que inicié mis estudios de diseño industrial y de vez en cuando me gustaba mirar si había alguna actualización porque todo el contenido me solía resultar bastante interesante (recuerdo uno sobre affordance cuando apenas había nada en el internet sobre el tema). Hoy día ya convertido incluso en emprendedor intentando sacar adelante mi propio estudio lamento leer que lo dejas. Aún así espero que le vaya bien en sus proyectos y enhorabuena por la web. Un saludo desde Sevilla.

  11. xema says:

    Gracias por tu comentario Stratos y mucha suerte con tu propio estudio!

  12. Francisco Villena Rey says:

    Me uno a la despedida. Es una lástima porque además, mi relación con tu blog fue extraña. Cuando lo descubrí (Tenía más tiempo libre) me lo leí todo de una tacada, casi una noche entera con 20 pestañas abiertas. Una vez en favoritos me fuí entristeciendo al ver que las actualizaciones eran cada vez menores… y a veces casi me olvidaba del último post y lo leía un par de veces como si no lo hubiese leído nunca.

    En cambio, lo sigo teniendo en favoritos y de vez en cuando entraba y me llevaba una sorpresa al ver que había una novedad, esta última un tanto agridulce. Me gustaba como escribías y lo que es más importante, me gustaba que aquí no encuentras “posts”, aquí encontraba “artículos”. Actualmente los blogs cada día son más telegramas breves que artículos trabajados.

    En definitiva, un saludo y muchísimas gracias por todo, espero que dejes el blog como reliquia y comentes, muy de vez en cuando, qué tal te va todo, que aunque no te conozca… uno coge cierto cariño a los bloggeros anónimos que sigue.

  13. xema says:

    Wow! Gracias a ti, Francisco! Yo me he leído cuatro veces tu comentario, que me ha fascinado! :) El blog se queda así y lo utilizaré si necesito algún día comunicar algún otro proyecto.

  14. Marta says:

    Me gustaría saber en qué proyectos te has metido después de este Blog :)
    Por curiosidad! :D

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *